Comunicación política 2.0

Mucho se habla de la segmentación generacional que existe, pero ¿realmente conocemos la importancia de su conocimiento? Ahora las grandes corporaciones buscan diferenciar en sus mercados entre un Baby Boomer, un generación X, un Millenial y un Centennial, esto se ha convertido en un proceso muy importante para no perder vigencia en un mundo 2.0, pujante y muy competitivo. Aunque estos términos no se han definido con claridad y muchas veces son utilizados para tildar despectivamente por actitudes generacionales, es una realidad que son fundamentales para la comunicación, ya sea para una empresa que busca crecer en un mercado vendiendo su productos o servicios o un candidato político que necesita de unos cuantos votos.

El mundo en el siglo XXI sufrió cambios estructurales importantísimos para el desarrollo de esta vida 2.0 que tanto nos agrada y nos facilita trabajo, comunicaciones y entretenimiento. Pero estos cambios estructurales no solo trajeron nuevas tecnologías, vio nacer a una nueva generación inquieta, productiva y creativa, que creció con un mundo más vigilado y prudente luego de los ataques del 9/11, un mundo globalizado donde ni las dictaduras quedan impunes de sus atrocidades y en un mundo fugaz y sensible donde no hay ni tiempo para leer un articulo como este, porque excede el numero de caracteres de Twitter (280 caracacteres) o no está plasmado en una infografía de @Pictoline en Instagram.

Los Centennials y los Millenials llevan al planeta en un rumbo ligero y veloz, donde ya no hay tiempo de digerir la información, por su exceso y la facilidad de consumo. Todo esto simplemente parece una pequeña transformación como cualquier otra que haya vivido la humanidad, pero se empieza a presentar un problema cuando llegamos al llamado “choque generacional” que  sucede cuando no se logra comunicar de manera efectiva a un público especifico, y es allí donde entra la importancia de la segmentación del mercado. Según datos del observatorio de Recusos Humanos de América Latina y el OBS Bussines School los Millenials y Centennials ya representan el 59% de la población mundial y se calcula que para 2025 ya controlarán el 47% de los fondos del planeta, esto se traduce en millones de electores y consumidores que ven el mundo distinto a como lo era hace 20 o 30 años y quien no se adapte a esa manera de comunicar, lamentablemente está destinado al fracaso.

Antes, el terreno electoral eran los medios de comunicación convencionales y la calle, ahora en un mundo 2.0, tenemos las redes sociales como principal trinchera de batalla. Candidato sin Instagram, Twitter y Facebook es un candidato que pierde la mitad de la batalla, la capacidad de adaptarse a los medios digitales y la flexibilidad de que el mensaje de la campaña pueda moldearse y romper brechas generacionales serán determinantes para el éxito. Pero claro, con grandes facilidades digitales y de comunicación, vienen grandes retos, plantarse de frente contra la desinformación, fake news y bots serán los retos de la nueva política, algo así como un escándalo de Watergate, pero constantemente y con una ventana abierta a millones de personas en vivo y en directo, pero de eso hablaremos en mi siguiente artículo.

Estudiante de derecho en la Universidad Católica Andrés Bello, miembro de la ONG Proyecto Base e investigador en la Agencia de Innovación Pública Interamericana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *